Algunos testimonios

Apenas hace algunos años, la vida de mi querida amiga Jana cambió radicalmente, y ella me ha enseñado mucho. Déjame que te cuente su historia…

Como es el caso de tantas otras niñas, Jana quedó atrapada en el mundo de la prostitución hasta que Dios vino milagrosamente a su vida, y la liberó de la terrible pesadilla que estaba viviendo. Mientras vivía ese horror, no había nadie, ni siquiera una sola persona que le ofreciera ayuda, ni una remota posibilidad de acceder a otro estilo de vida. Ella se sentía triste, deprimida y cayó en la desesperación, en el uso de alcohol para adormecer su dolor… se encontraba sumergida en una soledad terrible. Jana no tenía ni idea de qué hacer o cómo salir de esa vida.

Un día, ella decidió recurrir a Dios por ayuda y comenzó a suplicarle que interviniera de alguna manera milagrosa en su vida. Dios, que es fiel, no sólo le escuchó, pero también respondió a sus oraciones. Como resultado de una serie de circunstancias extraordinarias que le ocurrieron, vivió una situación que hizo físicamente imposible el continuar “trabajando” como una prostituta. Fue un milagro totalmente inesperado, que reconoció en ese momento como la puerta a la libertad personal. Una respuesta de Dios, a pesar de que la llevaría por un camino de sufrimiento por una temporada.

Poco tiempo después, durante un período de gran soledad, Jana escuchó por primera vez que Dios la amaba y quería darle el regalo de la nueva vida en Cristo Jesús. Sola en su habitación, rezó a Dios diciéndole que quería recibir ese don de la vida eterna. En una oración muy simple, ella humildemente le entregó su corazón a Jesús, tal como era, con todos los pedazos de su vida. Desde ese momento, ella experimentó la paz de Dios colmando su corazón de una manera que nunca antes había conocido.

Jana decidió adquirir una Biblia, y empezó a leerla, a devorarla en su deseo de aprender todo lo posible acerca de este Dios de amor que había venido en su ayuda. Empezó a comprender que el amor de Dios es incondicional, tierno y real, nada de lo que ella había entendido previamente como ‘amor’, que alguien usara su cuerpo sólo para satisfacer sus deseos físicos egoístas. Ella también comenzó a darse cuenta que, a los ojos de Dios, ella era una persona de gran valor y estima, alguien valorado por Dios.

Jana me dijo que durante ese tiempo, Dios le había dado el mejor regalo de todos, una preciosa relación con Él, a través de Su Hijo Jesucristo!

Hoy Jana tiene un trabajo que ama, su propia tienda, y una vida con propósito. Después de todas las cosas terribles que ella experimentara, su mayor alegría es ayudar a otras mujeres de la calle a vivir en libertad, como ahora ella vive…

Molly es una joven que ha estado llevando una doble vida durante varios años, incluso ha asistido a la iglesia en distintos periodos de tiempo…

Ella está en una batalla espiritual real, tratando de liberarse del dolor de su pasado y la esclavitud de sus propias decisiones pecaminosas en el presente. Una de sus más grandes luchas con su salida de la prostitución es la “vida fácil” y el “dinero rápido.” Esto se convierte en una trampa para muchas mujeres que, por diversas razones y en diferentes formas, terminan atrapadas en la prostitución.

En el caso de Molly, ella reconoce que sus decisiones la están destruyendo, pues este estilo de vida no es lo que parece a prima fase. Mientras que grandes sumas de dinero pasan por sus dedos en un corto periodo de tiempo, el costo personal que esto implica es demasiado alto. Ella lucha con miedo, ya que ha sufrido violencia y abuso repetidas veces. Ella lucha con la culpa, sabiendo que está jugando con fuego, y que, eventualmente, puede ser consumida.  Sin embargo, también lucha con la decisión final que le permitirá vivir libre del temor y la culpa.

La elección es reconocer que ella está viviendo una mentira, que está siendo esclavizada y no “libre,” que está encadenada por su amor al dinero y el lujo, que está oprimida y necesita libertad!

Esta historia se repite una y otra vez en las vidas de las mujeres que “eligen” este estilo de vida. Las historias de violencia, la servidumbre y el miedo. Para algunas, la situación se ve agravada por la adicción a las drogas o abuso de alcohol, que causa una forma aún más profunda de la esclavitud.

Por favor, oren por ellas y por todas las mujeres que se encuentran siendo oprimidas.  También oren por aquellos que, contra todo pronóstico, han logrado establecer relaciones con estas mujeres en cautiverio, que tratan de llevarles la luz y la verdad del Evangelio.  Oren para que estas mujeres escuchen la voz del Espíritu Santo, para que tengan el coraje de seguir adelante con las elecciones que llevarán a una libertad y paz duraderas.

Oren por Hogar Cenicienta y nuestro deseo de ofrecer seguridad, apoyo y asistencia a las mujeres que toman el paso necesario para dejar atrás el oscuro mundo de la prostitución… para que seamos capaces de llevar muchas de esas mujeres a un encuentro con el Príncipe de Paz, el único que es capaz de sanar su dolor y darles liberación!

Written by admin

No Comments Yet.

Leave a Reply